Cuidando nuestros ojos con software

Martes, 14 de Marzo de 2017 Útil

Cuidando nuestros ojos con software

Brillo

Nos pegamos la vida mirando la pantalla, ya sea de ordenador o móvil, y nuestros ojos sufren las consecuencias.

Va a hacer un par de años que me operé la hipermetropía por la que llevaba gafas desde los dos años de edad. El oftalmólogo me recomendó que al usar el ordenador la luz ambiental fuese de una intensidad parecida a la que emite la pantalla.

Las pantallas son ajustables

No es habitual en los ordenadores de sobremesa, pero en los portátiles, móviles y tablets el nivel de iluminación es regulable fácilmente. Es importante adaptarlo al lugar donde te encuentras. Estás en el exterior en un día soleado, entras en casa y al cabo de un rato notas como tenías el móvil a tope de brillo y te molesta bastante, tus pupilas se han adaptado al nivel de luz del interior. Los móviles suelen tener un modo automático que emplea la webcam, aunque la verdad es que aun no he conseguido que se adapte al gusto concreto de mis ojos, no tiene precisión.

No me basta

Pero suele pasar que incluso el nivel más bajo de brillo que permite un dispositivo no es suficiente, y un día se me ocurrió hacer una búsqueda rápida en San Google para ver si existían aplicaciones con las que remediarlo.

Efectivamente, en el móvil Android, tras probar varias, me quedé con Dimmer, que a la postre es software libre. Ahora veo que iOS incluso parece llevar la función integrada.

No contento con apañar el móvil me pregunté cómo podía hacer lo mismo en el portátil. Existe para todas las plataformas la utilidad RedshiftGUI (derivado de Redshift a secas, que es parecido). Te aparece un icono en la barra de tareas. Al pulsarlo ajustas el brillo con un deslizador, incluso en ordenadores de escritorio sin tener que tocar el monitor ni el mando a distancia.

Aunque me satisfizo más una solución que me monté yo mismo con el comando gamma, presente en Ubuntu de serie. El script almacena el valor actual en un fichero para poder ir subiendo y bajando cada vez que se pulsa unas determinadas combinaciones de teclas, análogas a las del brillo. Un día lo publico. Mi intención es combinar las dos maneras de alterar el brillo, de manera que automáticamente al reducir al mínimo "físico", actúe el comando gamma para bajar aun más.

Hay quien va más allá y hace caso al hecho de que nuestros ojos sufren menos con la temperatura del color (es el fenómeno por el cual las fotos dentro de casa pueden quedar amarillentas) tendiendo hacia el rojo, con programas como Redshift (mencionado antes), que automáticamente va cambiando sutilmente el color de la pantalla a lo largo del día. Dicen que así incluso se duerme mejor, pero esto yo ya no lo he probado.

Tamaño del texto

Navegador web

Otro manera de no abusar de nuestros ojos es aumentar el tamaño de las tipografías. En los navegadores web del ordenador, y además es de la misma forma en todos, regulas el tamaño pulsando Ctrl (supongo que Cmd en Mac) y + o -, también con la misma tecla, Ctrl y la rueda del ratón.

Con esto ocurre una cosa curiosa. Creo que era en Firefox. Antiguamente recordaba el nivel de zoom de cada web, pero ya no es el caso. Menos mal que existen extensiones como Zoom Page para que vuelva a ser así, de forma personalizable.

Sistema operativo

Y desde hace un tiempo los sistemas operativos tienen la función de cambiar de forma sencilla el tamaño del texto e imágenes de todas las aplicaciones, modificando lo que se llama densidad de píxel, los PPP, puntos por pulgada:

  • Windows: Inicio > Panel de control > Hardware y sonido > Aumentar o reducir el tamaño del texto y otros elementos.
  • Ubuntu: Configuración del sistema > Monitores > Escala de menús y barras de título.
  • En Mac veo que la manera es cambiar el tamaño de las tipografías.

Ausencia de luz

Y por último una cosa que se puede hacer para que la pantalla emita menos luz es personalizar los colores y poner por ejemplo el editor de texto con las letras blancas sobre negro. Puede parecer irritante, pero si se combina con moderación en el brillo encuentro que va muy bien, noto los ojos más relajados.

Existen algunas extensiones para que las webs queden más oscuras. Una de las más versátiles (aunque no es su único uso) es Stylish. Tiene una base de datos de webs habituales para modificar la apariencia (el CSS).

Además se da la circunstancia de que en determinadas tecnologías de pantalla, como es la AMOLED, aumenta el consumo de batería cuando el color de un píxel es más claro, lo cual da la idea de que esa energía "va a parar a tus ojos".

Historial del artículo

  • 2016-09-10: Añadida la extensión Stylish y matizadas algunas frases.
  • 2016-05-02: Ampliada la información sobre RedshiftGUI y cómo aumentar el tamaño de la letra. Corregidas algunas faltas y añadido algún pequeño detalle.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *